sábado, 14 de noviembre de 2009

Poemas Varios

Ojos Marrones.

Ojos marrones,
castaño tu pelo,
los rizos de tu cabellera
asemejan la lluvia caer.

En la tarde te vi
Encontraste con el sol,
Y lo cubrías con tu presencia.

Tu cuerpo de reina,
Me hizo sentir
minimizado
ante tanta donosura.

Te siento al caer la tarde
Y en el despuntar de un capullo.
Todo esto te lo diré,
Cuando te ame.



¿Porqué?

¿Porqué no amarnos?
Tu reina y yo soldado.

Los ojos con que me miras,
languidecen ante la luz
del sol.

Reina mía, sé que eres amada
por tu caballero.
Seamos adúlteros,
Y amémonos con desenfrenada pasión.

Cabalguemos sobre la locura,
donde se pasean nuestras ganas y deseos.

No temas,
Te añoro,
Y tu cuerpo ya es parte
de mis pesadillas.


Seremos uno.

Cuando el placer de la carne nos abrase,
sentirás el calor de mi cuerpo sudado,
posarse sobre el tuyo.

Mis ganas locas de amarte,
me hacen elucubrarte razones,
de alocada emoción.

Cuando tu terso cuerpo sea rosado por mis rudas manos.

Cuando tus pequeñas manos,
aprieten la carne fuerte de mi espalda.

Seremos uno.




Tormenta y calma.

¿Por qué no decirte, amor?.

Si tu amor es loco y prudente.

Si mi amor es recio y suave.

Si la vida juntos sería agria y dulce.

Si la eternidad entre nosotros es posibilidad y utopía.

Si tu cuerpo y mi cuerpo son tormenta y calma.



A1...


Tu cuerpecito de reina.

Me ruboriza,
Siento que soy tan pequeño ante ti,

¡Te idealizo tanto!.

Aveces pienso morir,
Por tener el placer de desearte.

¿Qué decirte?.

Que inspiras mis sueños,
Que navegas en mi mente,
Que mis insomnios te los dedico.

Eres única,
para mi mente
trastornada por la locura.


Unica, especial.

Decir te amo, es poco para expresar lo que siento.

Como quererte solo a medias,
si eres el sol que alumbra la oscuridad de todos los días de mi vida.

Si eres, la pareja perfecta para vivir la eternidad de la noche.

Tantas veces te he dicho que te amo,
que solo me resta decirte,
eres única y especial.




Tragos amargos

Quisiera compartir todos tus tragos amargos.

Ser la miel de tu boca,
Las delicias de tus besos,
El licor que refresca tu garganta.

Beber sorbo a sorbo,
La amargura de tu vida.

Y que nuestras vidas,
naveguen en el mar
de tu dulzura.

Como no quererte,
si eres néctar de rosas,
para mis labios procaces.



Vulnerable.

Deseo amarte en esta noche de insomnio,
y sentir tu cuerpo apretar el mío.

Tus labios morder los míos hasta sangrar,
tus manecitas aferradas como fuertes garfios,
al borde maltrecho de mis deseos.

¿Porqué no estas conmigo?,
y compartes mis sueños,
si tú eres la razón de mi vida,
si eres lo único grato que tengo.

Eres la única propiedad vulnerable de ser amada.


A Mallé.

Solo tu recuerdo
me mantiene despierto,
evocando tus negros ojos,
palpando en la oscuridad
tus dulces labios,
recordando tus tiernas caricias.

Eternamente idealizaré los momentos íntimos vividos con tanta pasión.

Eres la sombra de mis pasos,
la cosita más loca que me ha podido suceder.

Porqué no amarte en la oscuridad de la noche y en la soledad de mi pensamiento.

¡Mallé te amo!.


A Mallé 2.

Aquí sigo,
Devanando mi cerebro,
Buscando las palabras necesarias para decir te amo.

¿Y como no amarte?

Si eres el agua fresca que sacia mi sed.

El recuerdo de tu compañía,
Una sensación indescriptible,
de un sentimiento hermoso.

Tanto te amo,
Que sería capaz de cometer cualquier locura.

Solecito mañanero,
Luna de Medianoche,
Agüita de rocío.