sábado, 14 de noviembre de 2009

Volver a Vivir

Volver a vivir

Gracias señor, por permitirme volver a vivir.

El destino incierto me tendió una celada,

En la vuelta del camino, Caronte me esperaba.

Solo tu señor con la sapiencia y eterna omnipresencia

Me sacaste de la caída y de la muerte esperada

Volver a vivir,

Es suficiente volver a vivir,

Para sentir la brisa en la cara,

Mirar la sonrisa inocente de un niño,

El roce de los labios de la mujer amada,

La caricia del tiempo envejeciendo tu cuerpo,

Es suficiente volver a vivir,

Para lograr el conocimiento de la experiencia,

Oír el canto de los pajaritos en las copas de los árboles

Sentir el rugido del trueno en la lejanía,

Contar las gotas de rocío cada amanecer,

Sentirse querido por los tuyos,

Reir con tus amigos por cualquier cosa.

Es suficiente volver a vivir,

Para cantar la canción que nunca cantaste,

Para apreciar la tarde encarnada,

Oler el dulce aroma de las flores cada mañana,

Para adorar al omnipotente

Y decir con fuerza valiente

Gracias mi dios por volver a vivir.

Saúl Galea

La inglesa, 26/10/09